Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit. Aenean commodo ligula eget.

242 Wythe Ave #4, Brooklyn, NY 11249
1-090-1197-9528
[email protected]

Transformación Organizacional

Transformación
Organizacional

Alejandro_Hill_y_Carlos_Acosta_Axity

Las iniciativas de transformación organizacional son procesos complejos, que requieren de importantes esfuerzos y atención de toda la organización. Las estadísticas muestran que no más del 30% de las transformaciones logran los objetivos esperados, por lo que entender sus dinámicas y características son fundamentales para sortear estos desafíos con éxito.

Alejandro Hill, Gerente de Transformación Organizacional de Axity Chile, y Carlos Acosta, Gerente senior de Consultoría Estratégica, nos invitan a reflexionar sobre las claves de éxito de la Transformación Organizacional.

¿Qué está provocando la ola actual de transformación organizacional?

El mundo cambió abruptamente después de la crisis financiera del 2008, donde nos enfrentamos a un nuevo escenario mundial y económico caracterizado por la volatilidad, incertidumbre, complejidad y ambigüedad (conocido como entorno VUCA por sus siglas en inglés). Esto ha provocado que en las organizaciones surja la necesidad de generar importantes mejoras es sus capacidades de pronóstico y adaptación.

Por otro lado, el desarrollo tecnológico en materias como inteligencia artificial, IoT, cloud y movilidad están transformando los negocios tradicionales y permitiendo la generación de nuevos modelos disruptivos. En este escenario, donde casi cualquier problema u oportunidad de negocio puede ser resuelta con tecnología, el desafío mayor está en lograr transformar a las organizaciones, desde sus personas, procesos, liderazgo y hasta su cultura organizacional, para hacerlas evolucionar y lograr ventajas competitivas.

Las 4 claves para una transformación organizacional exitosa

Definir el propósito

Con tanta presión sobre la necesidad de cambiar, es prioritario entender que la transformación no es un fin en sí mismo, sino un medio para lograr objetivos organizacionales claramente definidos y medibles. ¿Por qué tenemos que cambiar?, ¿Qué nos espera si no nos transformamos?, ¿A dónde queremos llegar? y ¿Cómo vamos a medir el éxito de la iniciativa? Son preguntas fundamentales que deben responderse al iniciar cualquier proceso de transformación. Estas respuestas nos permitirán contar con un propósito, que es el principal movilizador de los cambios.

Gestionar las capacidades organizacionales

La brecha que separa el estado actual de la organización del estado deseado va a determinar la magnitud de los esfuerzos que hay que emprender, ya sean internos o externos. Estos esfuerzos suelen subestimarse, no tomando en cuenta la carga de trabajo normal y peaks del negocio, otros proyectos que se desarrollan en paralelo, las competencias y habilidades necesarias y el tiempo requerido para lograr los objetivos de la transformación.

Liderazgo

Otra dimensión sumamente importante es el liderazgo: las transformaciones organizacionales son Top Down, por lo que deben ser guiadas y gestionadas. Esto implica que no podemos esperar un cambio real si los líderes no están realmente comprometidos, y que son ellos quienes deben permear a la organización. En este contexto, ¿qué debemos entender por liderazgo transformacional?.

El liderazgo no solamente es comunicar y apoyar explícitamente una iniciativa de transformación, sino que, además, implica emprender acciones que denoten que dicha iniciativa es importante; y, por otro lado, involucra el facilitar y evitar las fricciones de la transformación en las personas. Esto significa habilitar a los colaboradores para que puedan cambiar su foco del día a día, hacia uno dirigido a la transformación, cambiando las prioridades y disipando cualquier obstáculo que tengan para poder dirigir esfuerzos que contribuyan en la transformación. En síntesis, el líder debe estar siempre en sintonía con el propósito, comunicar y actuar de forma efectiva y coherente y, ser un facilitador organizacional.

Métricas

Finalmente es fundamental gestionar a través de métricas. Las transformaciones organizacionales son procesos largos, lo que hace necesario generar hitos intermedios a lo largo del cambio, para poder identificar tempranamente posibles desviaciones y gestionarlas.

¿Sobre qué variables debiéramos medir un determinado proceso de transformación?: el entendimiento del propósito y los objetivos a cumplir, la participación y compromiso de los líderes, las capacidades de la organización y los equipos que participan directamente en las iniciativas de transformación, la adopción de nuevas tecnologías, las prácticas y los procesos.

En el contexto de los hitos y las métricas hay que tener cuidado con la “trampa” del Quick Win: la victoria rápida o en el corto plazo puede ser enemiga de la calidad, y puede distraernos del propósito. En ese sentido, hay que preguntarse si estamos logrando Quality Wins también. En un proceso de transformación no solo sirve ir rápido, especialmente si se está cambiando la cultura organizacional, es necesario asegurar que se están realizando avances reales y sostenibles en el largo plazo.

En conclusión, la transformación debe construirse sobre un propósito claro y objetivos medibles, tener una adecuada gestión de las capacidades organizacionales, y contar con liderazgos coherentes y precursores de un cambio que se sostenga en el tiempo y quede inscrito en la cultura de la organización.

¿Te interesa transformar
a tu empresa
para afrontar el
futuro digital?. Hablemos.